Thursday 17th of December 2020 10:56:55 AM

¿Cuándo Decidí Aprender A Catar Café?

Valentina Pedrotti

¿Cuándo Decidí Aprender A Catar Café?

Todo inicio el 2016, mientras trabajaba con un grupo de productores de café en México. Ese año recorrí varios estados productores para analizar los distintos modelos de producción y que tan sustentables eran.

Un buen día (lo que yo llamo mi “tipping point” en la industria del café) el director de la cooperativa donde trabajé en San Luis Potosí se acercó a mí y me preguntó: “Oiga mijita, dígame que le parece nuestro café. ¿Está bueno de sabor? ¿Qué tal la molienda y el tueste?”

Aunque parezca difícil de creer, hasta ese entonces yo ni tomaba café. ¡De ningún tipo, ni forma ni manera!

Por supuesto, mi cara fue de total asombro e incomodidad. Ese día entendí que, si quería seguir trabajando en la industria del café, no importara en que rama, necesariamente debía aprender, asi sea lo mínimo, a catar un café.

Pero, ¿qué es catar? Aunque muchos pueden verlo como un ejercicio imposible de hacer e inclusive rayando en el esnobismo, realmente, ES UNA HERRAMIENTA QUE TE DA INFORMACIÓN DE VALOR.

A través de esta práctica sensorial, podrás descubrir información que te permitirá tomar decisiones relacionadas a la calidad del producto, marketing, precios, etc.

Hoy en día, después de haber pasado por varios años de catar (y catar sin cesar), y presentar mi Q-Grader con éxito, debo decir que cuento con una poderosa herramienta que me ha permitido ayudar, de muchas maneras, a distintos productores de café.

Es realmente satisfactorio cuando un productor se acerca a mí para catar su café y le puedo dar información valiosa para que mejore su proceso o recomendarle cómo almacenar su café, e inclusive, darle la sorpresa de que su producto es un diamante en bruto, el cual, con tan solo pulirlo un poco, puede llegar a tener una hermosa joya.

Solo les puedo decir que para aprender a catar no hay que ser un snob ni haber nacido con café en la mano, y menos, ser de una familia cafetalera. Más bien, se trata de un proceso de aprendizaje que involucra una educación sensorial básica, mucha curiosidad, práctica y constancia.

Cierro este correo con una reflexión muy personal. Debo decirles que cuando aprendí a catar, a descifrar el café como se descifra una obra de arte, o como un doctor analiza a su paciente, en ese momento, aprendí mucho más acerca de la industria del café.

¿Estás interesado en aprender a catar desde cero? ¡Quedate pendiente de mis próximos artículos porque pronto haré un anuncio muy importante para todas las personas que están empezando de cero en catación!

Operadora Rent A Car Whatsapp

Gabriela P.

Pregunta por nuestros cursos
Español - English

info@thecafelier.com
+507 6100-9940